Hallan en un pantano un torso humano de 2.000 años de antigüedad

Hallan en un pantano un torso humano de 2.000 años de antigüedad

Torso humano de 2.000 años de antigüedad de un hombre irlandés que fue encontrado en un pantano en junio de 2003. Los restos fueron momificados de forma natural y se conservaron tan bien que los científicos pudieron incluso determinar su última comida después de analizar el contenido de su estómago: trigo y suero de leche. Durante al menos 4 meses antes de su muerte, se demostró que tenía una dieta rica en carne. Según la longitud de sus brazos, se estimó que medía 1,98 m (6 pies 6 pulgadas), lo que habría sido extremadamente alto para ese período de tiempo. El hombre también tenía las uñas cuidadas, lo que ha llevado a especular que no se dedicaba a trabajos manuales y que era alguien de alto estatus. Su cuerpo se encuentra actualmente en exhibición en el Museo Nacional de Irlanda en Dublín.

3 Me gusta

2 Me gusta