Las mujeres eran seleccionadas y obligadas a tener relaciones, luego serían monitoreadas

El final de la guerra dejó a 12.000 mujeres embarazadas de soldados Alemanes
El 15 de Noviembre de 1945, en Narvik, Noruega, en el marco del plan Alemán “Lebensborn” para unir a altos mandos Nazis con mujeres Nórdicas seleccionadas, nacía Anni-Frid Lyngstad, cantante de ABBA. Cerca del final de la segunda guerra mundial, el líder de las SS Heinrich Himmler, llevó a cabo el plan “Lebensborn”, trasladando a altos mandos Nazis hasta Noruega para que tuvieran hijos con mujeres Nórdicas. Las mujeres eran seleccionadas y obligadas a tener relaciones, luego serían monitoreadas hasta el parto y sus hijos llevados a Alemania. El final de la guerra dejó a 12.000 mujeres embarazadas de soldados Alemanes que eran señaladas y criticadas por la sociedad Noruega. Cuando el gobierno comenzó a rastrear a esos niños para recluirlos en instituciones mentales, las mujeres comenzaron a huir. Entre ellas estaba Synni Lyngstad, quien luego de dar a luz a una niña a la que llamó Anni-Frid Lyngstad, junto a su madre se refugiaron en Suecia. Cuando Anni tenía solo 2 años, su madre murió, quedando a cargo de su abuela que la crió en Torshälla, manteniendo el secreto. La abuela le hizo creer a Anni que su padre era un soldado alemán que se había enamorado de su madre y que había muerto en un naufragio antes de finalizar la guerra y hasta le dijo su verdadero nombre, Alfred Haase. Anni comenzó una carrera musical desde temprana edad, pero en 1967 gana el concurso New Faces y obtiene como premio una participación en un programa de TV muy especial. El 3 de Septiembre de 1967 Suecia cambiaba de mano la circulación vehicular, por ello se emitió un programa especial de larga duración en la TV estatal que vería todo el país, allí Anni interpretó su éxito “En ledig dag” convirtiéndose en una celebridad. Este suceso le abrió las puertas del mundo musical incorporándose al grupo ABBA. En 1977 se emitió un programa especial sobre el proyecto “Lebensborn”, allí Anni descubrió, no solo que era parte de ese proyecto, sino que su padre aún vivía. Luego de meses de shock, su esposo Benny Andersson arregló un encuentro con su padre. Este se disculpó por haber estado ausente, aduciendo que no tenía manera de buscarla ya que nunca supo que nombre le había puesto su madre y ambos acabaron en buenos términos. Anni volvió a casarse con el Príncipe Heinrich Ruzo Reuss von Plauen convirtiéndose en parte de la realeza Sueca. La muerte de su hija en un accidente automovilístico en 1998 y la de su esposo en 1999 la hicieron recluirse en Suiza donde se dedica a campañas contra el uso de drogas.

image

1 me gusta