"LIMPIACULOS DEL REY", OFICIO CON FUTURO

“LIMPIACULOS DEL REY”, OFICIO CON FUTURO

Fue en Inglaterra, durante el reinado de Enrique VIII (1491-1547), en donde se creó uno de los oficios más repugnantes del mundo, el Groom of the Stool, o por decirlo rápidamente, el mozo de las heces regias, pues ayudaba al monarca en su defecación y cuidaba de la caca real.

La palabra Stool (taburete) hacía referencia a un pequeño inodoro portátil que portaba el mozo junto con agua, toallas y una jofaina para lavarse. Este mozo de heces cuidaba también de la dieta del rey.

Para ejercer el cargo, que se consideraba de muy alta dignidad, además de cargar con un taburete con un orificio en la mitad, con toallas, tazas y platones, debía ser culto, pues siempre estaba al lado del rey, y aunque estuviera solo, las necesidades fisiológicas siempre estarán ahí, y cuando el rey entraba al baño, su funcionario, además de ayudarlo a quitarse las ropas y luego a vestirse, debería hacerle la charla mientras le salía la olorosa materia fecal, de tal manera que este funcionario tenía los secretos más íntimos del rey, pero no tenía ningún poder de decisión.

El cargo duró vigente en la realeza británica cerca de 400 años y fue tal la importancia de este que las familias de la aristocracia tenían como uno de sus grandes logros llegar a tener a uno de su familia en el cargo de limpiaculos del rey, y fue tal la importancia que muchos de ellos se convirtieron en secretarios privados, o como en el caso de Jhon Stuart, que iniciando en ese cargo ascendió y llegó a ser primer ministro británico.

Con el paso del tiempo la palabra fue evolucionando y de limpiaculos se cambió a lavaculos, luego se llamó lameculos y hoy en día los más criollos le dicen lambeculos a aquellos que conociendo los secretos de alguien, adulándole todo incluso lo malo, soportándole todo, hasta los fétidos olores le elogian esperando que algún día tengan su oportunidad de ascender, de surgir.

Eso de querer ascender y congraciarse con quien tiene el poder uno hasta lo entiende y la verdad no me gusta ni la idea ni el nombre del cargo, pero yo por respeto mejor les digo Groom of the stool… Es lo mismo, pero suena más bonito.

1 me gusta

Aqui tenemos una forista que califica para ese pouesto, adivinen quien es y porquelo dicen

1 me gusta

Pobre @LAMADY

Ya ni la gárgola de Satanás la respeta.

1 me gusta