Los velorios son algo peculiar, pues no inician con la muerte de una persona, sino que comienzan...

De acuerdo con la entrevista hecha por Jerónimo Valdés a Laura Herrera, mujer de la comunidad mascoga, los velorios son algo peculiar, pues no inician con la muerte de una persona, sino que comienzan días o semanas antes, cuando un familiar se enferma o él mismo piensa que va a fallecer. Entonces se le lleva algún regalo, comida y bebida, y se le ofrece cuidado y compañía, se platica con el enfermo y se procura estar presente hasta el momento de la muerte. Cuando el pariente fallece, se sacan todas las cosas de la casa, se recolecta la mayor cantidad de comida y se realiza una fiesta de varios días.

Durante la fiesta no se permite entrar a la casa, no se puede limpiar, cocinar, ni recoger la basura del piso. Pasados unos días, se vuelven a meter los objetos a la casa, se devuelven las cazuelas y muebles prestados, se hace limpieza profunda, en especial de los lugares que más frecuentaba el difunto, y se lavan sus pertenencias. Existe la creencia de que es necesaria la lluvia para que el alma del muerto suba al cielo, de lo contrario permanecerá en la tierra.

Imagen:

Mascogos en casa tipica de adobe. Obtenida de: Paulina del Moral y Alicia Siller V, Recetario mascogo de Coahuila, CONACULTA, 2da ed., 2014, 127 pp

Fuentes:

Fuentes: VVAA, Negros Mascogos, una odisea al nacimiento, Claudia Cristina Martínez García y Carlos Manuel Váldes Dávila (Coord.), México, Universidad Autónoma de Coahuila, Escuela de Ciencias Sociales, Academia Interamericana de Derechos Humanos, 2020, 235 pp.

1 me gusta

Que loco osea que ya se estan preparando y que pasa si se salva ???[quote=“Sage, post:1, topic:49283, full:true”]

De acuerdo con la entrevista hecha por Jerónimo Valdés a Laura Herrera, mujer de la comunidad mascoga, los velorios son algo peculiar, pues no inician con la muerte de una persona, sino que comienzan días o semanas antes, cuando un familiar se enferma o él mismo piensa que va a fallecer. Entonces se le lleva algún regalo, comida y bebida, y se le ofrece cuidado y compañía, se platica con el enfermo y se procura estar presente hasta el momento de la muerte. Cuando el pariente fallece, se sacan todas las cosas de la casa, se recolecta la mayor cantidad de comida y se realiza una fiesta de varios días.

Durante la fiesta no se permite entrar a la casa, no se puede limpiar, cocinar, ni recoger la basura del piso. Pasados unos días, se vuelven a meter los objetos a la casa, se devuelven las cazuelas y muebles prestados, se hace limpieza profunda, en especial de los lugares que más frecuentaba el difunto, y se lavan sus pertenencias. Existe la creencia de que es necesaria la lluvia para que el alma del muerto suba al cielo, de lo contrario permanecerá en la tierra.

Imagen:

Mascogos en casa tipica de adobe. Obtenida de: Paulina del Moral y Alicia Siller V, Recetario mascogo de Coahuila, CONACULTA, 2da ed., 2014, 127 pp

Fuentes:

Fuentes: VVAA, Negros Mascogos, una odisea al nacimiento, Claudia Cristina Martínez García y Carlos Manuel Váldes Dávila (Coord.), México, Universidad Autónoma de Coahuila, Escuela de Ciencias Sociales, Academia Interamericana de Derechos Humanos, 2020, 235 pp.


[/quote]

Bien precavidos… no se si aun seguiran esas tradiciones…

Gracias por pasar @Adrenocromo

Nooo pués, los q fallecen al Sur de Cali nunca subirán al cielo… por ello de que “nunca llueve al Sur de California” :flushed:

Me gusto el relato. Gracias por compartirlo @Sage.

Me encantó esta casita. Me recuerda a las casas de la campiña de mi puerto querido :smiling_face_with_three_hearts:

Gracias por pasar @Gaby

1 me gusta