Salmo, 23 (Por Favor No Escribir En Este Tema Gracias)

1 El Señor es mi pastor,

nada me faltará.

2 En lugares de verdes pastos me hace descansar;

junto a aguas de reposo me conduce.

3 Él restaura mi alma;

me guía por senderos de justicia

por amor de su nombre.

4 Aunque pase por el valle de sombra de muerte,

no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo;

tu vara y tu cayado me infunden aliento.

5 Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos;

has ungido mi cabeza con aceite;

mi copa está rebosando.

6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,

y en la casa del Señor moraré por largos días.

Escuchar el video por favor :pray:

Acabas de leer y escuchar el Salmo 23 o también llamado, himno del Pastor por el versículo inicial. Recibe este nombre debido a la trascendencia de su significado que es conocido en todo el mundo, convirtiéndose en el Salmo más leído de la Biblia y uno de los capítulos bíblicos más reconocidos en todo el mundo.

Y no es por menos, las palabras contenidas en este salmo son de una belleza inigualable y son compartidas por la gran mayoría de la comunidad cristiana.
El Salmo 23 forma parte del Libro de los Salmos, perteneciente al Antiguo Testament o y, como muchos de otros salmos, fue escrito por el rey David del cual ya hemos hablado en este artículo sobre Samuel 1 . Los Salmos son textos escritos especialmente para ser cantados y los católicos así lo hacemos en el momento de la eucaristía.

Para entender mejor el Salmo 23 vamos a analizar el significado de cada versículo, para ayudarte a reflexionar y extraer algunas conclusiones.

Como verás, el Salmo 23 gira en torno a una bonita metáfora donde entendemos a Dios como el pastor y los fieles su rebaño. Él nos guía y salvaguarda en un mundo que muchas veces es peligroso y cruel.

1 El Señor es mi pastor,

nada me faltará.
image
Este es el versículo más leído del salmo y también el más conocido. Se trata de una afirmación de gran belleza, que da pie a la metáfora del pastor y el rebaño. Además, tiene una gran carga emocional y tranquilizadora, ya que, cuando pronuncias estas palabras, sientes que con el amor de Dios todo va a ir bien.

Recordar este versículo en momentos difíciles, te ayudará a encontrar la salida y el camino a seguir en situaciones complicadas ofreciéndote alivio y serenidad.

2 En lugares de verdes pastos me hace descansar;

junto a aguas de reposo me conduce.

Siguiendo con la metáfora, este versículo nos recuerda que el camino del Señor es el camino del amor. Si seguimos sus enseñanzas, viviremos en un mundo feliz donde todos somos hermanos.

Por esta razón, como cristianos debemos llevar como estandarte el mensaje de la solidaridad y el amor al prójimo , y actuar acorde a ello.

3 Él restaura mi alma;

me guía por senderos de justicia

por amor de su nombre.

Aquí el rey David vuelve a insistir en la bondad y el amor de Dios. Como dice, Nuestro Señor velará por nosotros y nos sanará el alma cuando acudamos a él mediante las Sagradas Escrituras. No debemos desfallecer en ningún momento, Dios está a nuestro lado.

4 Aunque pase por el valle de sombra de muerte,

no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo;

tu vara y tu cayado me infunden aliento.

Continuando con el mensaje de calma y tranquilidad, tenemos el versículo 4. Aunque les cosas vayan muy mal, no debemos temer por nada porque el Señor nos dará el impulso para continuar.

Ten siempre presente a Dios en tu vida y verás cómo las situaciones difíciles se vuelven menos angustiosas. Lee la Biblia frecuentemente y verás cómo recordar el camino a seguir te ayudará mucho en tu día a día.

5 Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos;

has ungido mi cabeza con aceite;

mi copa está rebosando.

En el versículo 5 vemos la importancia de dialogar y amar incluso a aquellas personas que consideramos nuestros enemigos. Jesús así lo hizo y murió por nosotros en la cruz para transmitir este mensaje. Todos somos Hijos de Dios y como tales debemos amarnos y ayudarnos para mejorar, aunque muchas veces cueste.

6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,

y en la casa del Señor moraré por largos días.

Para acabar el Salmo 23, David utiliza un versículo de reafirmación de la cristiandad y la fe. Los cristianos nos caracterizamos por el perdón y por obrar por el bien, y estos deben ser nuestros valores principales en la vida.

Si así lo hacemos, seguiremos las enseñanzas de Dios y gozaremos de una vida feliz y llena de amor. Llevemos a Dios a todos los rincones de este mundo y mostremos la belleza de su mensaje.

Más información del Salmo 23

Al ser tan conocido, el Salmo 23 es un referente para la fe cristiana y esta bonita metáfora del pastor y su rebaño ha sido utilizada en muchas otras ocasiones en la Biblia. Tanto es así que la palabra pastor aparece más de 170 veces en el Antiguo Testamento y unas 29 veces en el Nuevo Testamento.

Además, la palabra pastor designa en muchas ramas del cristianismo, a los sacerdotes, ya que su labor es guiarnos con la Palabra de Dios. Jesús también es llamado Pastor en numerosas ocasiones en la Biblia. En una de ellas Él se autodenomina como el Buen Pastor.

Para terminar el artículo, queremos que sepas que el Salmo 23 es usado por muchas personas para iniciar sus ratos de oración , por ser una muy buena y bonita forma de dirigirse a Dios.

Acabamos el artículo con una preciosa canción que hace referencia al Salmo 23 de la Biblia Reina Valera 1960, esperamos que os guste mucho:

¡Ahora ya sabes todo lo que hay que saber sobre el Salmo 23 de la Biblia Católica! Esperamos que te hayan gustado nuestras explicaciones y que hayas aprendido cosas que no sabías. ¿Otra lectura más? ¡El Salmo 30 y el Salmo 34 son de lo más profundos! Si quieres el análisis de más versículos interesantes no dudes en navegar por nuestra web. ¡Comparte este artículo si te ha parecido interesante!

Comparte este artículo: Gracias.

1 me gusta