Ven a los animales como cosas, se les olvida que son almas sintientes