Ⓜ️i Tema reflexiones de la familia ⬇️

Los padres no siempre pueden (ni deben) darle a sus hijos todo aquello material que desean. Lo que necesitan y merecen es educación, cuidado y amor. No existe un manual para criar a los hijos. El gran manual es el hijo, que con solo existir nos enseña cómo ser **padres…

Es en el núcleo de la familia es donde se conforman los rasgos más importantes de la personalidad. En este sentido, los sanos vínculos familiares otorgan una vida plena y equilibrada para cada uno de sus miembros. Reivindicaras la importancia de la familia.

:arrow_up::arrow_up::arrow_up::arrow_up::arrow_up::arrow_up::arrow_up::arrow_up::arrow_up::arrow_up::arrow_up::arrow_up::arrow_up::arrow_up:

El vínculo que te une a tu verdadera familia no es el de la sangre, es el del respeto y la alegría que tú sientes por las vidas de ellos, y ellos por la tuya. Muy raramente los miembros de una familia crecen bajo el mismo techo…

La unión de la familia no se mide por el número de miembros, sino por la unión que hay en ellos.

Tal vez en el dinero encuentres un poco de felicidad, en las amistades encuentres alegrías, en las medicinas la cura pare tu enfermedad, pero el amor solo lo encontraras en tu familia.

Creemos nuestras propias tradiciones. Tener cosas en común une. Por lo que se recomienda que cada familia tenga sus propias costumbres. Comer juntos todos los sábados, visitar a los abuelos los domingos, o jugar cartas todas las noches son hábitos que fomentan la unión familiar.

La familia crece cuando los hijos hacen la suya propia.

La familia es el seno espiritual donde [se fomentan las creencias y las costumbres…

Tener hijos no lo convierte a uno padre, del mismo modo en que tener un piano no lo vuelve pianista.

Ningún éxito en la vida puede compensar el fracaso en el hogar.

El que desea haber nacido en otra familia se rechaza a sí mismo.

Ama tu familia de principio a fin, sin medida, porque siempre, donde vayas, serás parte de una.

. El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día.

Acontece que el hombre le da vuelta al mundo para buscar lo que le hace falta… Regresa a casa y ahí lo encuentra.

Las lágrimas de un padre reflejan la fortaleza y el espíritu de la unión familiar, aun cuando la familia se encuentre en la cuerda floja del abismo.

Lo más grande que un hombre puede hacer por sus hijos es amar a la madre de sus hijos.

Hermana como las ramas de un árbol, crecemos en distintas direcciones pero nuestra raíz continúa siendo la misma. Así la vida de cada una siempre será una parte fundamental de la de la otra.

Una madre tiene algo de Dios y mucho de ángel.

El mundo sufre porque no hay tiempo para los hijos, no hay tiempo para los esposos, no hay tiempo para disfrutar la compañía de otros.

La familia es el lugar principal del crecimiento de cada uno, pues a través de ella el ser humano se abre a la vida y a esa exigencia natural de relacionarse con los otros…

La familia es la única comunidad en la que todo hombre es amado por sí mismo, por lo que es y no por lo que tiene.