LA SEÑORA DE LA LIMPIEZA- Nota: si es muy sencible no lo lea

LA SEÑORA DE LA LIMPIEZA

Mi madre contrató a una señora para que le ayudara en sus labores de la casa, dos días a la semana, ya que ella trabajaba al igual que mi padre, así que la señora era la encargada de casi todo en la casa, también de mi hermano de dos años y de mis cosas, cada día la mujer tenía más responsabilidades y era más necesaria en casa, mi madre le tomó tanto aprecio que decía que mientras ella estuviera en casa, era como si estuviera ella misma con nosotros , así que la mujer empezó a ir todos los días de la semana, también yo en un comienzo me sentía muy bien con la nueva señora, pero algo me empezó a despertar cierto recelo, por que cuando miraba a mis padres y ellos no la estaban viendo, se veía en su mirada odio, no entendía muy bien por qué, pero eso era lo que veía, empecé a tenerle más que recelo, temor.

Cada día era más indispensable aquella mujer en casa, también cada día se veía mejor y más radiante, rejuvenecida decía mi madre, era ella quién resolvía todo, mi padre y mi madre no se preocupaban por nada, desde que ella llegó a casa mi hermano empezó mal de salud, cada día peor, mis padres los llevaban al medico pero estos decían que no veían nada extraño, muchos fueron los exámenes que le hicieron pero todos salían bien, mi madre dejaba al cuidado de la señora al niño cuando este se quejaba en las noches, mientras ella descansaba para poder madrugar al trabajo, ya la mujer no iba a casa, vivía allí, mi padre le adecuó una habitación para ella, yo solo tenía doce años así que mi opinión poco valía, pero sabía que algo andaba mal, más aún que mi hermanito cada día estaba peor.

Una noche vi que la mujer, le untaba algo a mi hermano y después le hacía un sahumerio, aquello no podía ser normal, mis padres habían ido a comer afuera, así que solo estábamos nosotros tres, me fui a mi cuarto muy preocupado que podía ser aquello, en la noche les dije a mis padres lo que estaba pasando, pero como ellos creían ciegamente en aquella mujer dijeron que tal vez era un remedio casero para los males del niño, yo no les creí pero igual me quedé en silencio, dos veces más volví a ver aquello, así que hice un video con mi celular, el fin de semana pedí permiso para ir donde la abuela y le mostré aquello, la abuela si se vio muy preocupada y me dijo que eso parecía ser brujería, pero no estaba segura así que me pidió acompañarle donde una vecina que sabía de aquello.

Cuando la mujer vio el video, dijo que efectivamente la mujer estaba haciéndole brujería al niño, más que todo se le estaba robando la energía, esto le daba poder y juventud, nos dijo que hay varias clase de brujas, las hay buenas y las hay malas, las que practican la magia blanca, la verde, la roja, pero las peores son las que practican magia negra, estas hacen el mal, matan y llenan de enfermedades y plagas al mundo, estas están directamente entregadas al demonio, la mayoría son ancianas que han aprendido mucho y han ganado mucho poder a través del tiempo, pero como no quieren verse viejas, buscan donde hayan niños pequeños para robar su energía, después que la criatura muere, dejan el lugar y buscan otro hogar con niños, son como un parásito que roba la energía de los niños.

Mi abuela llamó a mi padre, este fue de inmediato solo, mi abuela y mi madre no se la llevaban muy bien, la abuela le expuso todo a su hijo, mi padre se mostró sorprendido, pero sabía que la abuela no jugaría con algo así, así que los tres volvimos donde la amiga de la abuela y le preguntamos que se podía hacer, la anciana nos dijo que hay muchas maneras según las creencias populares, pero en realidad son pocas las que son efectivas y más cuando son brujas negras, estas tienen mucho poder, como bien sabemos su poder es dado por el demonio, así mismo este se combate con el poder de Dios, lo primero es alejarla del niño, para esto se usa un cordón de San Benito pero debe estar usado, debe llevar algún tiempo en la iglesia, este se lo venden o se lo presta algún sacerdote, aunque ellos niegan la existencia de las brujas, saben que las hay y te regalan o te prestan en cordón, no necesitan más prueba para ver que es una bruja, si el niño tiene el cordón puesto, ella no se acercará a él, también ella sabrá allí que la han descubierto, así que es cuando más se debe cuidar el niño y no quitarle el cordón para nada, ella buscará cualquier excusa para irse de la casa, pero volverá en la noche, ya como bruja que es, espera que el niño esté desprotegido para acabar su tarea, si el niño no tiene el cordón, está se llevará toda su energía, matándolo y desaparecerá de la vida de los padres del niño, si por el contrario el niño tiene el cordón, ella intentará ir cada noche por lo que queda del niño, ese es su error y su perdición, acá se hace un circulo alrededor de la cama del niño con agua bendita, ojala bendecida por un cardenal, solo se deja un lugar sin agua donde ella pueda entrar, en ese lugar de entrada se deja un poco de sal, la bruja quedará atrapada entre el agua bendita y la sal, cuando se vea así, dará chillidos como si fuera un pájaro herido, allí podrán verla como bruja, así que uno de ustedes debe decirle, vuelve mañana por esa sal, ella quedará libre, pero a la mañana siguiente tendrá que venir a pedir un poco de sal, así estarán seguros que ella es la bruja, ya queda a decisión de ustedes que hacer con ella.

Mi padre fue a casa y le dijo a mi madre lo que estaba pasando, esta no le creía mucho, pero acepto lo del cordón de san Benito, si la mujer no se acercaba al niño era la prueba de su pecado, así fue la mujer no quiso tomar al niño entre sus brazos cuando mi madre se lo pidió , es más no quiso ni acercarse a la cuna, mi madre se convenció que era verdad, la mujer dijo que hacía falta café y salió de la casa a toda prisa, no volvió a aparecer en todo el día, ya sabíamos el porqué , en la noche mis padres estuvieron pendiente de mi hermano y de la llegada de la bruja, no la escucharon llegar, pero si su chillido lastimero como había dicho la anciana, a mi no me dejaron ver, pero dicen que era como un pájaro grande, no parecía tener plumas sino harapos, no se le veía, ni pies, ni manos, sus chillidos llenaban toda la casa, yo los escuchaba desde mí habitación tapaba mis oídos con mis manos, eran algo aterrador.

Dice mi padre que le dijo ven mañana por esa sal y aquello desapareció, al día siguiente, casi sin amanecer tocaron la puerta era ella, pedía un poco de sal, mi madre la increpó por que había hecho aquello, ella respondió que no lo entenderían, repitió que por favor le dieran un poco de sal, mi madre tenía al niño en brazos, estaba muy flaco, no le dio sal, lo que hizo fue tirarle el cordón de San Benito en cima, esta dio un grito de dolor y salió corriendo, gritaba que se estaba quemando, ese fue el dictamen que dieron los médicos, habían encontrado a la mujer muerta por quemaduras múltiples, como si le hubiesen echado en cima agua ardiente, mi madre no pensó que algo así fuera a ocurrir, con el tiempo entendió que esa mala mujer se lo merecía.

Mi hermano pronto empezó a recuperarse y volvió a ser el niño alegre de siempre, esta es una vivencia que nunca olvidaremos en mi familia, gracias a Dios, salimos bien librados .

MORALEX

Derechos de autor : Alex Moralex Gómez

1 me gusta

Que anecdota es real o es fabula, si existe la maldad y la magia eso es esta en cuestion, la pregunta es que si le paso a el… ?

1 me gusta

No sabria decirte a ciencia cierta porque lo copie de otro muro de Facebook, ni siquiera en el de ese sr.

Si queres hago research

1 me gusta

Es que si yo he sabido de casos de brujeria y si existe gente muy mala tambien.

Como le dije a Adrenocromo, seria cuestion de investigar, al final esta el nombre del autor, gracias por pasar @Vanessa

Es muy probable que asi sea, gracias por hacermelo saber y por pasar @Emilia

Yo si he conocido vampiros energeticos, es mas me la han aplicado a mi.